martes, 3 de diciembre de 2013

PIMPINELA - PIMPINELA


Pocos meses después del lanzamiento de su primer disco, los hermanos Galán lanzaron al mercado un disco homónimo, Pimpinela, que definitivamente les catapultaría a la fama, al menos en toda latinoamérica gracias a su primer single y mayor éxito hasta ahora conocido: Olvídame y pega la vuelta. El disco, en su mayoría compuesto por canciones de los hermanos, aunque con algunas versiones incluidas, cuenta con 10 temas. En poco tiempo logró vender más de 3.500.000 unidades.

OLVÍDAME Y PEGA LA VUELTA

Quien diga que no ha escuchado jamás esta canción está mintiendo, seguro. ¿Quién no la ha cantado o tarareado alguna vez? ¿Quién, con tan sólo escuchar los primeros acordes de guitarra, no ha sabido instantáneamente de qué canción se trataba? Nos encontramos ante la canción fetiche, la que muchísimas veces han cantado y no puede faltar en alguno de sus conciertos. La historia de un amor que dos años y un día después de la ruptura llama al destino esperando una respuesta que no encontrará. Ella cierra toda posibilidad mientras él se arrastra luego de darse cuenta que cometió el mayor error de su vida.

Mejor momento: “Por eso vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa, y pega la vuelta (jamás te pude comprender), vete, olvida mis ojos, mis manos, mis labios que no te desean, (estás mintiendo ya lo sé), vete olvida que existo, que me conociste y no te sorprendas… Olvídate todo que tú para eso tienes experiencia)

NOTA: 7.5

AQUELLA CARICIA DE OTOÑO

Tema de Berdolti, Belleno y Belioni preñado de nostalgia, de temática familiar, en homenaje a todos esos padres que vivían por su familia y apenas tenían tiempo para pasar tiempo con ellos, pues tenía que trabajar y en ello se le iban las horas. Los recuerdos de niños que aman a su padre y más ahora… que ya no está. Entrañable.

Mejor momento: “Aquellos días de invierno se hacían eternos (preguntaba a mi madre ¿Dónde está él?) siempre la misma pregunta dónde está él (se mojaban sus ojos al contestar) Y comprendía en su triste mirada en ella (cuando dijo “él ya no está”) y supe que nunca más iba a volver.  

NOTA: 5.0

BOFETADA

Uno de mis temas favoritos de Pimpinela. Increíblemente sensual, oscura y retorcida. ¡Me  provoca tantas sensaciones! Completamente abrumadora y cautivadora, como lo son esos amores que son peor que la mismísima droga, las que nos moldean a su gusto, nos dominan y al mismo tiempo nos infligen un placer inmenso. Es un tema pervertido emocionalmente hablando. Impresionante.

Mejor momento: “¿Por qué es tu amor puñalada que está en mi pecho clavada? ¿Por qué tu imagen me provoca, me vuelve loca? ¿Por qué? ¿Por qué me tiras abajo y me das solo migajas? ¿Por qué te pido que vengas si es como una afrenta que duele? ¿Por qué? // “Eres como una bofetada, trampa muy bien cerrada, fiebre que sólo fuego me da”

NOTA: 10


YO QUE VIVÍ AMANDO

Volvemos a los mundos internos del dolor, de ese momento en que te das cuenta de que has desperdiciado la mejor oportunidad de tu vida, cuando sabes que has dejado escapar al hombre de tu vida, por vivir lo que aparentemente por tu juventud te tocaba vivir. Nada te llenó y ahora te ves sola y asediada por los recuerdos de los tiempos felices.

Mejor momento: “Mi loca juventud, mi adolescencia y mis años de impaciencia me impidieron ver su luz, no era más que un pasatiempo en mi vida, diversión de cada día y yo tan sólo ingratitud. Y hoy que ha pasado tanto tiempo, necesito su manera de amar, pero ocurre que a veces el destino pone en nuestro camino solo una oportunidad.”

NOTA: 6.5

VIVIR SIN TI NO PUEDO

Otro de los singles de este disco, también bastante conocido por su público más acérrimo y aún hoy presente en algunos de sus conciertos es este tema. Es  imposible no dejarse llevar por la cadencia y el tema, que bien nos recuerda a “Te digo blanco y me dices negro” pero esta vez con una pasión encendida en el estribillo, y un enjambre de ideas contrapuestas que luchan en la adversidad para resumir el gran momento.

Mejor momento: “Y más te odio y más te quiero (Y te hago daño y luego me arrepiento) Y te abandono y te protejo (Y te proyecto en mis pensamientos) Y si me faltas, si no te tengo, todo se para hasta que tu vuelvas hasta tu regreso… Y es que no puedo ya vivir sin ti, vivir sin ti no puedo…”

NOTA: 7.5

¿POR QUÉ NO PUEDO SER FELIZ?

Esta canción la  he vivido tantas veces que es imposible no empatizar con ella. Depende de cada uno saber cómo entregarse, y hay quién se da demasiado sin calibrar las consecuencias. Lucía lo hizo y volvió a salirle mal, busca consuelo en su amigo y le pregunta ¿Por qué no puedo ser feliz?

Mejor momento: ¿Por qué si en cada instante siempre en todo me brindé y de mi vida lo mejor yo entregué, volví a quedarme otra vez sin nada? // ¿Por qué no puedo ser feliz y no le importo a nadie nada?

NOTA: 6.5

DÍMELO DELANTE DE ELLA

El ecuador del disco atraviesa otro tema de pelea encarnecida. Aunque corta, en ella es fácil distinguir las emociones de ambos personajes. Lejos de agachar la cabeza y esconder la evidencia, ella destapa el pastel y le recrimina que siga con la farsa que dijo había terminado. Él, testarudo y cobarde, se justifica sin argumentos, fingiendo sentirse herido en su ego de macho que inevitablemente perdió su hombría cuando decidió cruzar el umbral de la infidelidad.

Mejor momento: “Hoy ha llegado el momento de darle un lugar a mi amor, deja ya esas palabras y si es que aun te queda valor… ahora dímelo delante de ella”

NOTA: 7.0

CUANDO NOS LLAMEN ABUELOS

Un guiño a la vejez, al rumbo en el que deriva la vida, ese colofón que todos ansiamos alcanzar rodeados de los nuestros. Un vistazo al futuro, entrañable y simpático, aunque para cantantes tan jóvenes como lo eran ellos entonces, me chirría un poco.

Mejor momento: ¿De qué color será el cielo cuando nos llamen abuelos? ¿Quién estará con nosotros en nuestra vejes?

NOTA: 4.5

EN EL UMBRAL DE MI PUERTA

El amor es ilusión y por él se cometen locuras y se viven experiencias, se acumular recuerdos y las revivimos con ansiedad e inquietud cuando todo ha terminado. A mí me ha ocurrido, mirar hacia un lugar y recordar lo que viví, lo que supuso un revulsivo para mi alma y me encendió la pasión. “En el umbral de mi puerta” es el homenaje a esos lugares, que aún se visten de historias que nunca se podrán olvidar.

Mejor momento: “En el umbral de esa puerta hoy sólo hay fantasmas, que juegan a los amantes, ríen y callan. En el umbral de esa puerta se mueren de pena, aquellos sueños que un día de primavera, fueron el tibio comienzo de una vida nueva”

NOTA: 7.0

POXA

Tema originario de G. de Souza, cantada por otros grandes de la música como Mocedades, por ejemplo, que cuenta la preciosa historia de dos personas que se reencuentran en una fiesta y se ven impulsados a cometer locuras, a ser intrépidos y vivir la vida. Una de las pocas canciones que los hermanos cantan íntegramente a dúo, como muchos toques de música foránea en su instrumentalización y su estructura en general.

Mejor momento: “El mundo queda fuera de nosotros dos”

NOTA: 5.5

PUNTUACIÓN FINAL: 6.7
Un buen segundo disco, aunque hay dos temas que me sobran un poco pues hacen que pierda fuerza el álbum en su conjunto. Sin embargo, cuenta con una gran estrella “Bofetada” y el hit entre los hits. El inicio de los inicios, la obra que todos los  seguidores quisiéramos tener en formato original. Una joya de coleccionista que algún día será mía. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario