martes, 10 de diciembre de 2013

PIMPINELA - EL DUENDE AZUL



Las colaboraciones del dúo no terminaron en 1985 con Dyango y su “Por ese hombre”. En 1986, los hermanos Galán lanzaban al mercado el que sería su sexto trabajo discográfico, bajo el nombre de “El duende azul”. En él, y coronando el listado de canciones, encontramos un tema cantado junto a Diego Armando Maradona, el por aquél entonces mejor jugador de fútbol del mundo. Los derechos del tema, que fue grabado en Italia y en más de un idioma,  fueron a parar a Unicef. En total 10 temas componen este disco, cuyo título dará también nombre a la telenovela que los hermanos rodarán en 1988 y será la sintonía de la misma. Con una instrumentalización un tanto más oscura y agresiva, Lucía y Joaquín hacen gala de sus dotes interpretativas.

QUERIDA AMIGA

Todos tenemos una madre, y el amor incondicional que los hermanos Galán sienten por la suya, más en estos duros meses de 1986 en los que debe hacer frente a su reciente viudedad, es motivo suficiente para dedicarle, no sólo a ella, sino a todas las madres del mundo esta canción. Como ya dijimos, Maradona aparece también en el tema, aportando (en la medida de sus posibilidades) su arte al mismo. Una bonita balada para abrir un disco muy intenso.

Mejor momento: “Querida amiga, he tardado tanto tiempo en decirte lo que siento por pensar tan sólo en mi vida. (Querida amiga, cambiaría lo que tengo por estar solo un momento a tu lado en este día, por una palabra querida mía… madre mía…) // (…) Madre, es tanto lo que yo te debo y nunca te he dicho te quiero”

NOTA: 7.5

AHORA ESTOY CON ÉL

Una de las peleas más violentas que recuerde de toda su carrera. Una mujer cansada de sentirse utilizada y manipulada le hace frente a un hombre que pretende humillarla y destrozarla psicológicamente, sin embargo, él no es consciente de que ella se guarda un as en la manga, y es que… ha encontrado el verdadero amor y en nada se parece a lo que hasta entonces había vivido.

Mejor momento: “… fui un títere en tus manos, el juguete de un experto (¿Pero que me estás diciendo, o es que ya te has olvidado que todo lo que aprendiste lo aprendiste a mi lado? ¿Cómo puedes atreverte a decirme todo esto?) Porque ahora estoy con él y me di cuenta que amar no es tener miedo (…) porque ahora estoy con él y tú a su lado eres hombre muerto”

NOTA: 10

A LA MISMA HORA EN EL MISMO LUGAR

Uno de los episodios más duros llega en este tercer tema. El dúo canta como una sola voz la historia del hombre enamorado de una mujer a la que a la misma hora y en el mismo lugar observa con otro hombre. Su rutina más hiriente, pues esa mujer no es otra que la que comparte la almohada, la que un día le juro amor eterno y no sabe que su secreto es el puñal que atenaza su corazón.

Mejor momento: “Y esa noche en silencio se fue de la cama, guardó en una maleta lo que le quedaba, le puso a su mujer la carta en la almohada, a ese amor infiel… a la que tanto amaba… Y se fue despacio para no volver, se marchó en la noche del domingo aquél, pero cada tanto lo veían pasar, a la misma hora y en el mismo lugar”

NOTA: 9.5

ME HACE FALTA UNA FLOR

No hace mucho hablé sobre esta canción con una amiga que ha vivido una situación parecida, y que supongo todos en una medida o en otra lo hemos hecho. Tener una pareja, y demostrarle tu amor, no es colmarla de regalos… es algo más sencillo, más íntimo y que apenas cuesta nada… el detalle que realmente demuestre que eso que se siente es amor, que te haga despertar los fuegos internos y, del mismo modo, que te haga sentir que estás vivo. En esta conversación, él… casi a modo de reproche, enumera todas cosas que ha hecho por ella y se queja de la actitud de ella que lo único que quiere es…un te quiero.

Mejor momento: “Tú me das… lo que compra el dinero, pero jamás… tu presencia… jamás… un te quiero”

NOTA: 10


OBJETO SEXUAL

Esta es, quizás, la canción más “mecánica” de toda su carrera. Una fuerte instrumentalización enmarca el puñetazo en la mesa de una mujer que no soporta sentirse como un objeto sexual. Se acabó acudir al llamado de quién sólo quiere resbalar por su piel desnuda sin importarle para nada lo que hay debajo de ella. Agresiva, directa… para mí… el gran tema del disco (y la gran olvidada)

Mejor momento: “Esto se acaba, no queda nada, yo de mi parte ya no quiero más, cuando pensaba que eras un hombre fuiste un payaso que quiso jugar” (…) “Estúpida máquina, quisiera romper tu control infernal, poder destruirte”

NOTA: 10

TÚ ESTÁS EQUIVOCADO

No es fácil ser la otra, tampoco llevar una doble vida. Pero es evidente que alargar una situación como esa no puede traer más que desgracia. Esta es la historia de una mujer que se enamora, sin saberlo, de un hombre casado que con el tiempo se confiesa así y le promete dejar a su mujer pero que a la hora de la verdad… no puede. No obstante, él suplica por seguir con la relación pero ella…

Mejor momento: “Ahora que realmente te conozco yo te estoy agradecida, si ayer, es cierto, tú me hiciste daño, hoy me salvaste la vida” (…) “(Es mucho lo que debo resignar en cambio tú tan solo tiempo)” (…) “Estás equivocado, tú estás equivocado, yo lo he perdido todo pero tú conmigo ganaste otro fracaso”

NOTA: 10

PARA UNA MADRE SOLTERA

Una canción más… a simple vista, o al menos así lo era para los hermanos Galán hasta que un día una mujer llamó a una emisora de radio y les dijo que esta canción en concreto le había dado fuerzas para tener a su hijo en solitario. Miles de mujeres encuentran sus destinos en cierta manera truncados por tener que sacar adelante a sus hijos en solitario. Ello merece un aplauso, un elogio por su encomiable esfuerzo. Este tema impresiona, por su mensaje y sobre todo, por la intensidad de la nana más bella que haya escuchado jamás. LA JOYA.

Mejor momento: “El de ella era un amor sincero hasta el dolor, amor de aquellos que nunca se acaban. El de él era fugaz, pintado de pasión, amor de noche a media mañana. El de ella era un amor de un solo nombre. El de él un nombre más de sus amores. (…) El de ella dio a luz un día de calor en una cama de una sola almohada. El de él no quiso estar, de ausencia se vistió y desapareció sin decir nada. (…) Y una canción de cuna se escuchó… (Amor de mi alma estoy aquí, no tengas miedo por favor, que yo jamás te dejaré, confía en mí, creémelo… Amor de mi alma, ay amor… duerme hijo mío, duerme así… que a mí me sobra el valor para seguir, para seguir…)”

NOTA: 10

CANCIÓN PARA LUCÍA

El amor de hermano se transforma en esta dedicatoria. Joaquín se aventura a cantarle a su hermana, poniendo a la luz sus mayores preocupaciones para advertirla que siempre estará ahí, pues la quiere como buena hermana que es. Todo llega y llegará… es el mensaje final. Muy entrañable.

Mejor momento: “Debes darle tiempo al tiempo, y vivir este momento con más fuerza cada día, porque tú mejor que nadie, sabes que lo que deseaste, siempre llega algún día, y el amor que estás buscando… Lucía… Es muy largo aún el camino, sé muy bien lo que te digo, como hermano y como amigo…”

NOTA: 7.0

YO RENUNCIO

Como una esclava. Sí, así es, como una esclava. El papel de la mujer en la Historia de la humanidad ha ido evolucionando y gracias a Dios ya no somos tan sumisas como antes. “Yo renuncio” es la ruptura de esas cadenas imaginarias a estereotipos del pasado, que nos vuelven cocineras, amantes, buenas esposas y sobre todo… damiselas de pocas palabras. El hastío y la incomprensión han obligado a tomar esta determinación… Es curioso como han jugado con las palabras, cuando ella habla de usted a su marido, como si fuera o hubiese sido su AMO en vez de su compañero. Muy buena canción.

Mejor momento: “Renuncio a esta vida señor, usted me paga con nada, y a cambio de eso comparto mi almohada, por eso renuncio y me voy…”

NOTA: 10

EL DUENDE AZUL

A modo de cierre, de broche final, la canción que da sentido al disco “El duende azul”. En la mayoría de las mismas hemos visto como se luchaba por un destino diferente, en ocasiones difuso, y como es normal, esa falta de conocimiento, esas páginas blancas del libro de nuestra vida que han de ser escritas, nos generan cierta inquietud. Por ello, los hermanos buscan una señal, una luz que seguir… un duende que les guíe el camino. Es el tema que parece no empacar con el resto del disco, quizás una de las más difíciles de asimilar… pero, desde una perspectiva más individual, es muy bonita.

Mejor momento: ¿Quién cambiará lo que el tiempo cambie? ¿Cómo empezar? ¿Dónde ir? ¿Cómo ser feliz? Guíame… duende azul…

NOTA: 6.0

PUNTUACIÓN FINAL: 9
Desde luego estamos ante un gran disco, quizás no tan espectacular como su predecesor, pero con temas muy potentes que bien caracterizan el estilo y compromiso de Pimpinela. No podría imaginarme su discografía sin temas como “Para una madre soltera”, “Objeto sexual” o “Me hace falta una flor” entre otros. Uno de sus mejores discos, indudablemente… 



No hay comentarios:

Publicar un comentario