lunes, 23 de diciembre de 2013

AMAIA MONTERO - 2


El segundo disco en solitario de la cantante donostiarra llegó a nosotros el 8 de Noviembre de 2011, bajo un título tan simple como lo es “2”. Esta producción de Amaia Montero, que contó con el apoyo de Sebastian Krys y Paco Salazar, fue grabada en los estudios Eastwest de Los Ángeles, EEUU. Todavía con el respaldo de Sony Music, sus 11 nuevas canciones lograron debutar en el número 1 en Itunes y en el número 3 en las listas de discos físicos del país. El éxito de su primer single “Caminando” hizo de este disco un caramelo muy dulce a degustar por un público que ya estaba sediento de sus nuevas canciones. Miles de copias fueron vendidas gracias a esa posición sostenida durante 45 semanas en las listas y una sucesión de singles a cada cual de mayor excelencia.

CUESTION DE SUERTE

Con una entradilla tímida y sentimental, enclaustrada entre el sonido de un órgano típico de las misas góspel junto a sus correspondientes coros Amaia inicia esta nueva aventura. El desamor llama nuevamente contundentemente en este medio tiempo de base aterciopelada y susurrada que rompe en un estribillo en el que se implora porque el temido final no tenga lugar. La figuración de una mujer como una princesa de cuento (de esas que esperan y esperan a su príncipe) de tratar el tiempo de la relación como un cuento, le proporcionan un toque mágico y dulce que hace esta canción muy especial. (No voy a negar que yo me siento identificada con esa princesa)

Mejor momento: “Para hablar de mí me faltas tú”

NOTA: 9.5

CAMINANDO

La donostiarra nos traslada al sonido beach de las costas californianas de los Estados Unidos para engarzar su voz a un mensaje muy positivo. Aunque sea otra de esas canciones que vienen a decirnos que la vida hay que vivirla y que hay que ser uno mismo sin perder noción de quién es uno, de dónde viene y a donde va, a mí me encanta, me carga las baterías y me resultó un gran acierto lanzarla como single (aunque quizás no como un primer single)

Mejor momento: “Caminando por la vida comprendí que lo importante no es saber lo que uno tiene es saber lo que uno vale”

NOTA: 10

DONDE ESTABAS

¡Qué grande! Una de las canciones favoritas de los seguidores y más coreadas por todos y no me extraña nada. El hecho es que cuando una ruptura se produce es casi inevitable caer en la dinámica del reproche. Encontrar las razones reales para que todo terminara viene por un largo viaje dentro de uno mismo, calibrando lo vivido y lo sufrido. Amaia acepta su papel pero reclama esa otra parte que se manifestó inexistente cuando el barco comenzaba a naufragar y no movió un dedo por salvar la situación.

Mejor momento: “¿Dónde estabas cuando toda mi alma se cayó del balcón?”

NOTA: 10

TU MIRADA

El cuarto lugar se lo ganó la que por muchos es catalogada como LA BALADA. A mí, la verdad, es que me dejó un tanto fría la primera vez que la escuché, no le encontré esa magia que todos le veían y supongo que ha necesitado varias escuchas para que me ganara, ¡Y lo ha hecho!. Con la guitarra entre los dedos y una voz aterciopelada, nos adentramos en una historia de amor que ya no lo es más, que se esfuerza por enterrarse en el cementerio del olvido pero que es asediada por los fantasmas del amor verdadero. (Renunciar al amor que sabes que está abocado al fracaso, que es incompatible con la vida real y al que no le bastan los sentimientos sino que requiere de un poco de sentido común es la mayor putada a la que uno pueda enfrentarse, pero si además de todo, tú misma insistes en regodearte en el dolor, pues lo prefieres a no tener nada… esa putada se convierte en una triste desgracia)

Mejor momento: “Solo una vez es casi nada”

NOTA: 9.5

SABES

Otro concepto y… ¡Un grandísimo acierto! Tiene ritmo, variaciones y sorpresas. A mí me enganchó desde la primera escucha y aunque no parezca empastar con el estilo de Amaia hasta el momento, creo que es una de las mejores canciones de su carrera. Un canto al amor, a lanzarse a la piscina, a confiar en los sentimientos… ¡A dejarse llevar!

Mejor momento: “Sabes que soy adicta al resto de tus huesos que ya has jugado tanto con mi tiempo que no he sabido nunca si sabré”

NOTA: 9.5

NOVIEMBRE

Y el patito feo del disco para muchos llega en sexto lugar y en parte lo comprendo. No es una canción fea, para nada, y tiene ritmo, cadencia, un estribillo muy potente pero… le falta algo. No obstante, la historia me parece una de las más bonitas de su discografía. A veces no estamos preparados para asumir lo que significa tener una pareja, convivir, crear un universo que no se sostenga solo a base de besos sino que requiera un esfuerzo mayúsculo y cien por cien entregado; por ello, huimos, sin mirar atrás buscando una bocanada de aire que nos refresque las ideas. Pero cuando creemos darnos cuenta de lo que realmente queremos, y damos pasos hacia atrás buscando a aquélla persona, hemos de asumir que haya evolucionado y no quiera volver a nosotros. Eso… es “Noviembre”.

Mejor momento: “Volver a casa siempre fue salvarme un poco”

NOTA: 8.5

HASTA SIEMPRE COMPAÑERO

Imposible no llorar al escuchar esta canción. El padre de Amaia no pudo vencer a la leucemia y dejó este mundo meses antes de que Amaia lanzara su disco. Era obligado que 407 tuviera una digna continuación. Lejos de ser una canción lastimera, dolorosa y de heridas abiertas, Amaia demuestra que el legado de su padre merece ser seguido en ella, que su apoyo incondicional no quedara en vano. Por ello, le dedica unas palabras de agradecimiento y, por ahora, despedida hacia su padre.

Mejor momento: “Fuiste todo sin tu luz no hay nada más”

NOTA: 10

PERDONAME

¡Y a mí que los primeros acordes de este tema me recuerdan al “Everything I do I do it for you” de Brian Adams! Pero… ¡Nada que ver! Esta canción, muy en sintonía con el resto del álbum, emana sabores agridulces desde la pura intención de conseguir un perdón. Podemos esforzarnos por amar, pero fingir es muy injusto. No es nada espectacular, pero sí un tema muy agradable de escuchar.

Mejor momento: “Me enseñaste que ser fuerte vale más que ser valiente, me perdiste ahora sin ti… recordaré lo que soy”

NOTA: 8.5

UNA SOLA VEZ

Mi tema preferido del disco, aunque no sea muy usual entre el resto de sus seguidores. Me parece tan perfecto de principio a fin. Si todo terminó  ¿Por qué sigues amarrándome a la pata de tu cama? ¿Por qué sigues pretendiendo que siga junto a ti? ¿Por qué si ya no me quieres? ¡Déjame ser libre! ¡Permíteme que sea feliz buscando en otros lares lo que siempre soñé tener! Su ritmo, su letra… todo… Simplemente genial…

Mejor momento: “Allí me pedí perdón”

NOTA: 10

ENTRE TÚ Y YO

Un tema diferente de agradecimiento para sus fans es lo que Amaia se marca para el final del álbum. Con el compás marcado en la tecla de un teclado, comienza el tema más cómplice del disco. Puede que parezca una tontería pero me parece una canción tan… Van Gogh… Muy bonita y correcta, con una trepidante parte final que sin duda alguna es el elemento distintivo de la misma.

Mejor momento: “Son ya muchos años creciendo contigo soñando despiertos por tantos motivos y hoy te confieso que siempre te voy a querer”

NOTA: 9.0

A TU LADO

Cerramos con una baladita un poquitín dulzona. Creo que es la canción que menos me profesa del disco, y la que más me ha costado siempre digerir. Bucólica, sería el adjetivo que mejor podría definirla. El poder de la amistad, del amor, de la incondicionalidad…

Mejor momento: “Rompe el silencio, sonríe a los miedos y diles que no pasarán”

NOTA: 8.0

PUNTUACIÓN FINAL: 9.31

La verdad es que es un disco más completo que el anterior, se nota que está madurdo, pensado y es más elegante a la par que variado. A mí me gusta mucho más, desde luego, porque acaricia sonidos nunca antes escuchados en la voz de Amaia. Si el hecho de titular al álbum “2” tenía la pretensión de sugerir una continuación del disco anterior, podría serlo en la forma pero no en el contenido. Musical y líricamente hablando este es mucho más rico. ¡Esperemos al tercero!


5 comentarios:

  1. Como siempre muy buena review. Coincido en que el tema que cierra el disco es la que menos me gusta, pero yo no le pondría más de un 5.0 ¡Gracias Nekane!

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar