sábado, 2 de noviembre de 2013

ABIGAIL - CUATRO


Tras 3 años de silencio, Abigail publica el 17 de Abril de 2007 su cuarto y, hasta el momento, último disco. De la mano de Free Music, la cantante nos muestra 11 nuevos temas, los cuales han sido escritos de su puño y letra, con la colaboración de Javier Barrado, Ángel Fdez. León y Javier González Leiva. Nuevamente, el amor se manifiesta y ocupa el concepto de “Cuatro”, desde su más absoluta inmensidad, hasta la más terrible de las despedidas.

HUELE A TRAICIÓN EN EL AIRE

Este tema siempre me ha despertado una sonrisa Sheakespereana, pues su historia me recuerda tanto a “Romeo y Julieta”. Es posible hacer interpretaciones muy diversas, pero de la forma en que yo entiendo el tema, tan mágica, tan flamenca, tan desgarradoramente gitana, es la de una mujer y un hombre, que a escondidas muestran sus sentimientos, hasta que un día, ese obstáculo, esa persona que se interpone entre ambos los descubre y le alejan de la mujer que ama para toda la eternidad terrenal (la dama negra, la muerte, luego de esperar, recoge su cuerpo y se va para siempre). El veneno, no obstante, hace su efecto en ella y las dos almas vuelven a unirse para siempre.

Mejor momento: “En la boca de la noche, la dama negra esperando, que un antiguo amante herido le ponga un cuerpo en sus brazos… Huele a traición en el aire, huele a jazmín y naranjo, brillan navajas de plata, en unas sangrientas manos… en una esquina apagada, huele a muerte y a naranjo, huele a traición en el aire… huele a sangre y a llanto”

NOTA: 9.5

TENGO ABIERTO EL CORAZÓN

El tema que presenta públicamente esta maravillosa producción. Ese toque tan romántico de Abigail se verte por toda la canción dejando el  tema en su punto de azúcar. ¿Quién no canta esta belleza de canción con una sonrisa en la boca? No puedo evitar, incluso que se me humedezcan los ojos cuando pienso en la grandeza de ese sentimiento que hace tanto me abandonó y no volvió a mirar hacia mí. No obstante… este tema es mi lema, mi insignia más vital, mi señal con luces de neón para el amor… “Tengo abierto el corazón”

Mejor momento: “Tengo abierto el corazón, al aire está y a pleno sol, tengo abierto el corazón, abierto de pasión, abierto de ilusión”

NOTA: 10

PERDONA MI RIGOR

El amor es una carrera de fondo, largas distancias siempre que salvemos los obstáculos y, en ocasiones, es nuestro propio carácter, son las manías tontas las que minan las relaciones. Saber cuando uno falla es la mejor de las virtudes, reconocer, pedir perdón y saber perdonar. “Perdona mi rigor” es la canción de la victoria, de la estocada a la adversidad, pero del corazón inquieto por una respuesta. Desde mi punto de vista, quizás le falte un poco de fuerza, aunque se recupera espectacularmente en la parte final del tema. Una delicia.

Mejor momento: “Cariño es una suerte, que lo podamos ver”

NOTA: 9.0

LLUVIA

La cuarta estación viene imperado por este fenómeno tan purificador como destructivo. En este caso, cómplice del amor, de ese que hibernara cual oso hasta la llegada de la primavera. Preciosa canción de amor, aunque, para mí la última del ranking.

Mejor momento: “Lícuate conmigo en un crisol de nobles metales, en la redoma de los simples mortales, tus manos y mis dedos deberán hacer después… el resto”

NOTA: 7.5

POR UNA NOCHE MÁS

Una de mis debilidades, de esas canciones que me hacer sentir la asfixia de la ilusión, la agonía del corazón que deja de latir por esas heridas que se le enquistan, se le abren, que se desangran. Vivir una mentira requiere de un gran acopio de valor para emigrar, para largarse lejos y no virar la vista, pero cuando uno está enamorado ¿Cómo hacerlo? Tomar esa clase de decisiones, lo sé muy bien, es arrancarte el corazón y dárselo de comer a los leones, verlo y sentirlo. Saber que la persona que amas es tu persona tóxica, lo que sobra en tu vida y que jamás vas a recuperar por mucho empeño que a ello le pongas, es lo más duro que jamás puede vivirse en el amor… Esa noche yo la viví y fue la peor de toda mi vida. Gracias Abigail por este tema que tanto y tanto dice en tan poco tiempo.

Mejor momento: “Haré de tripas corazón, y aguantaré tu ausencia… Mañana me iré, sin mirar atrás no habrá perdón, no diré palabra…”

NOTA: 10

AMOR QUE NO SE ALIMENTA

Me confieso. Solo Diós, Aláh, Javéh, el Cosmos… quién sea, sabe lo que me costó comprender esta canción, y por todos ellos juro que ahora me postro ante ella suplicando su perdón. ¡Qué grande! Una secuela de la anterior… podría ser, pero sea como fuere, este tema nos traslada a ese momento en que uno siente que el amor se va muriendo, que la llama se va consumiendo sin nada que pueda avivarla, porque le falta alimento, le falta lo que le consuma el deseo. La metáfora vuelve a intervenir en este tema. Agudiza el ingenio y disfruta de los tesoros que esconde la letra… Maravillosa.

Mejor momento: “Brújulas deterioradas ya no señalan el norte, cópulas medio pactadas a la sombra de la noche (…) Y sin embargo me fio de tu buen comportamiento, le digo al corazón mío que esto es sólo un mal viento, que en sus alas el hastío trajo para mi tormento, provocando este silencio que me mata a frío lento”

NOTA: 10

BENDICIÓN Y CASTIGO

Uno de los temas más alegres y relajados del disco. A la primera escucha me capto desde el primer acorde, desde ese primer “ahhh… ah, ah, ah…” pues desde entonces supe que estaba ante una nueva oportunidad del amor, ante su punto de cal y de arena. Uno de los temas más Abigail de la época “Alma enamorada” del disco. No sé por qué me recuerda a aquella época que tanto me gusta. Una genialidad más de esta gran artista.

Mejor momento: “Bendición y castigo, esas dos cosas tengo por amarte, me das la vida y me la quitas al instante, pero sé que te quiero más que a mí”.

NOTA: 9.5

SOY FELIZ

La gran balada… la de la seducción, la confesión más cristalina y la declaración de amor más espectacular. Este tema es… uff, no sabría definirlo. Me encanta, me fascina cada todo en ella… la letra, la instrumentalización, los coros… Me siento completamente extasiada cuando la escucho, pues es la ternura en su máximo exponente sin rozar la cursilería, porque es algo más profundo, más sensorial y emocional… Es la clara definición de lo que estar enamorado. En una palabra: Magnánima.

Mejor momento: “Sencillamente sé que soy feliz” // “Hoy voy a cuidar esa llama y será siempre un fuego eterno, que me comas a besos, un dulce quiero ser”

NOTA: 10

UNA DE ESAS SONRISAS

Mi canción favorita de Abigail. Me da muchísimo, y me parece simplemente bella… No hay letras en el abecedario que consiga combinar para crear algo coherente que decir sobre ella, porque todo sería poco. “Una de esas sonrisas” me evoca a una de las sonrisas vitales en mi vida, que está lejos, que ya no es mía, y con la que sueño noche y día. Me evoca recuerdos hermosos, me insufla esperanzas y ganas de sonreír, acción un tanto cara mi bolsillo emocional en los últimos tiempos. Lo defino en una palabra: IMPRESCINDIBLE.

Mejor momento: “Mira mi corazón, enjaulado en mi fiel esqueleto, a la sombra del mundo, en los días oscuro que uno a uno yo cuento… Que uno a uno yo cuento”

NOTA: 10

EL SOL FUGAZ DE LA MAÑANA

Para encarar el fin de este espléndido trabajo, Abigail decide dedicarle otra canción al amor, al que no se desgasta, que vive pleno y feliz, iluminando todo allá por donde pasa. Quizás el tema más “rockero” instrumentalmente hablando, lo cual le aporta frescura y algo distintivo con respecto a otras canciones de su discografía. Muy bonita.

Mejor momento: “No hay desniveles, no hay fugas leves, ni escapes grandes en mi corazón. No hay confusiones, no hay tentaciones, no hay un latido dado sin amor, no hay cuerdas fuertes alrededor, que con sus nudos causen dolor”

NOTA: 8.0

UN PAR DE BESOS

Y el broche final lo pone un puñal en mitad del sentimiento… Lo que no funciona, no funciona y por eso es mejor salir de esa vorágine de dolor y sufrimiento, de vacíos innecesarios y darse la oportunidad de ser feliz. Abigail se despide, clamando por algo que pueda llenar sus vacíos emocionales… Vacío el que nos queda después de este tema, que marca el final, y nos deja aún sedientos de tu música…

Mejor momento: “Si me tocas me vuelvo de piedra, si me abrazas no puedo respirar”

NOTA: 10

PUNTUACIÓN FINAL: 9.40
Es evidente, desde la primera canción, que nos encontramos ante una Abigail que cuida mucho más los detalles, que juega con la metáfora, lo cual le imprime riqueza a todas sus canciones. Nos hace pensar, reflexionar, volver a cuestionarlos lo que a priori habíamos entendido, para volvernos a convencer con su esencia más evidente. ¿Cuál es la gracia de “Cuatro”? Que aunque sea muy similar a sus discos anteriores, es claramente distinto al mismo tiempo. Nuevos sonidos, nuevas historias mucho más variadas… todo ello resumido en 11 temas que no tienen desperdicio alguno y que marcan un paso adelante, muy importante, en la carrera de esta grande. Como seguidora, ruego por una nueva oportunidad para ti Abigail, porque lo mereces, porque no bajas los brazos ante nada y sobre todo… porque lo vales. Gracias por hacerme sentir dicha y sufrimiento… gracias por hacerlo tan bonito… 




6 comentarios:

  1. ¿No ha vuelto a hacer nada desde entonces? ¿O sí? Ponme al día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, lamentablemente ese ha sido su último disco hasta el momento.... Ojalá alguien le de una oportunidad...

      Eliminar
  2. Lástima que sea, de momento, el último disco de Abigail. Sus seguidores esperamos nuevos temas. Se hace larga la espera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Juan Antonio... Es una pena... Esperemos que pronto tengamos noticias nuevas

      Eliminar
  3. Es una alegría para mí haber conocido a una artista así. Sus temas son muy naturales y sencillos (que no simples) y me hacen vibrar. :-)

    ResponderEliminar