miércoles, 25 de septiembre de 2013

LA OREJA DE VAN GOGH - EL VIAJE DE COPPERPOT


Dos años después de la salida de “Dile al sol”, el 11 de Septiembre de 2000, el quinteto donostiarra lanzó al mercado el que sería su segundo álbum de estudio: El viaje de Copperpot. Doce nuevos temas (y un bonus track) vienen a engrosar la lista de éxitos que La Oreja de Van Gogh da a conocer a sus seguidores, con un sonido renovado pero sin perder la esencia del grupo. El pop de sus canciones se ve enriquecido con un toque electrónico, con melodías pegadizas y letras muy trabajadas. Si bien “Dile al sol” sirvió para darse a conocer en Latinoamérica no sería hasta esta segunda producción que lograron consagrarse como uno de los grupos españoles más valorados entre la población allende los mares. El éxito se tradujo en el número de ventas, más de 2 millones y medio de copias hasta la fecha desde su salida, siendo el séptimo disco más vendido en la Historia de España. 8 serán los títulos escogidos para dar a conocer este álbum en todo el mundo…

CUÍDATE

Abrimos el álbum con uno de los temas más emblemáticos de la banda. Un sutil punteo nos marca el ritmo de una canción pop sin parangón. Una maravillosa historia de desamor, de ruptura, de aceptación a regañadientes y una amistad que luchará por seguir existiendo aunque le cueste respirar en el intento. Magnifica estructura musical, con sus estrofas, su estribillo pegadizo y un final que rompe sin esperarlo.

Mejor momento: “Tú cuídate, aquí yo estaré bien, olvídame y yo te recordaré”

NOTA: 10


SOLEDAD
¿Un primer amor? ¿Un familiar? ¿Quién sería lo suficientemente importante como para ver en este tema su propia historia reflejada? Sea cual sea la interpretación que saquemos de ella, lo que es evidente es que la canción se enfoca hacia alguien que nos marcó, que supuso un punto de inflexión en nuestro desarrollo personal y que ahora no está, solamente en el recuerdo, anclado cual hierro ardiendo… Este tema me fascina, no solo por su base instrumental que me lleva a atmósferas de felicidad inusitadas, sino también por sus Ushalala ushalala, entre los versos del final de los estribillos. Creo que es uno de los mejores temas de LODVG… sin duda.

Mejor momento: “Oh soledad, dime si algún día habrá (Ushalala, Ushalala) entre tú y el amor buena amistad”

NOTA: 10

PARÍS

Bajamos pulsaciones con la primera balada del disco. Desde mi punto de vista, no sé si es porque la tengo demasiado oída o por qué, me resulta tremendamente empalagosa, no sólo en la voz sino también en la letra. No obstante, no nos encontramos ante una balada al uso, puesto que el estribillo adopta un ritmo diferente, más acelerado, como queriendo emular esas palabras que quedan atoradas en la garganta y necesitan ser gritadas, a fin de cuentas nos encontramos ante una canción que narra una ruptura dolorosa, profundamente enquistada en el corazón y cargada de preguntas sin respuesta… Es bonita, eso desde luego, y ello (a pesar de mi comentario) no le quita el mérito de ser una gran canción.

Mejor momento: “No hay un lugar que me haga olvidar el tiempo que pasé andando por tus calles junto a ti”

NOTA: 9.5


LA PLAYA

La nostalgia hace “toc” “toc” en nuestra puerta, una que no duele, sino que nos traslada a bonitas memorias que habitan en nosotros, como parte de nuestra carta vital. La dedicación a un momento en que el amor te abrasó el corazón hace más de 50 veranos. Un amor que perdura ¿Quién sabe dónde? Estamos ante otro de los grandes temas de LODVG, otro de los más emblemáticos y quizás la más coreada. Con un ingenioso estribillo y melodía bucólica parece que nunca te cansas de escucharla… (Adoro esa voz rasgada de Amaia en el estribillo final… tan sentida… tan emotiva)

Mejor momento: “Y… te voy a escribir la canción más bonita del mundo… Y voy a capturar nuestra historia en tan sólo un segundo… y verás un día que este loco de poco se olvida… por mucho que pasen los años… por mucho que pasen los años en tu vida… tu vida… tu vida… oh… oh…”

NOTA: 10


POP

Nunca hemos de olvidar de dónde venimos ni cómo llegamos a donde estamos. Es cierto, que el mundillo de la fama es un tanto tóxico, pero, no es menos cierto que esa toxicidad la encontramos también en realidades menos estratosféricas. Subir escalones en la vida, siempre suponen un precio a la par que cierto grado de satisfacción, pero hemos de tener cuidado por nublarlos con el mal de altura… pues cuanto más subes, menos oxígeno tienes, menos claro piensas, y más has de valorar lo que dejaste atrás, lo que sigue estando bajo tus pies y es parte de ti. Otra esquirla a salvar, siempre será la de darse cuenta de quién te rodea, quién te quiere bien y quién mal… Una canción muy pop, llena de matices, y por sobre todas las cosas… muy, muy inteligente.

Mejor momento: “Nunca olvides quién te ayudó, quién estuvo contigo, quién te enseñó. No dejes que nadie al pasar te mire a los ojos, tú debes mandar”

NOTA: 10


DICEN QUE DICEN

Al igual que ocurría con “Lloran Piedras” estamos ante la canción surrealista del álbum, pero a diferencia de ella, ésta me parece que tiene mucho más atractivo, musical y lírico que la anterior… No dice nada, pero te llena desde el primer momento… Las drogas, el amor, y un sinfín de elementos más son versados de forma metafórica en esta rola, que nos empuja a seguir adelante ante cualquier adversidad. He de admitirlo me costó comprender, pero que ahora se ha convertido en uno de los mejores temas del disco para mí.

Mejor momento: “Caer está permitido, levantarse es una obligación” “Piensa en lo lejos que estaba la luna y lo imposible de llegar allí, y ahora con una simple escalera cualquiera puede ir a dormir”

NOTA: 9.5

MARIPOSA

Uno de los temas más zen del disco. Me parece un acierto de principio a fin. Cada acorde, instrumento y la voz impecable de Amaia… invitan a quedarte a vivir en esta canción. Adoro el sentido que le dan al término “casualidad”… Una parte diminuta del destino, escrito al mismo tiempo en dos libros diferentes, que hace surgir el amor, una nueva vida, algo nuevo que se gesta y nace…  Delicadeza, elegancia y belleza… ¿Qué más puedo decir?

Mejor momento: “No imaginas como sería yo si hubiera esperado un segundo más el amor, ni mis gestos ni mi propia voz, serían hoy de los dos”

NOTA: 10


LA CHICA DEL GORRO AZUL

El buen rollo! Eso es lo que aspira a provocar este tema, y si ese no es su objetivo, es lo que a mí me produce. Unas ganas de correr descalza por la hierba, abrir los brazos, cerrar los ojos y gritar, gritar de felicidad por todas partes… Es un tema divertido, juguetón ¿Por qué no? ¿O hay alguien que pueda resistirse a sus… “Tututurututututu… tututurutu tuturutu tuturutu tuturutuuuuuuuuuuuuu uuuuuuuuuuuu”

Mejor momento: “De un sauce llorón, una almendra se cayó, y llora triste porque aún no ha caído su amor”

NOTA: 10

TU PELO

Esta canción siempre me provocó tristeza a la par que cierta nostalgia. Me recuerda al momento más feliz de mi vida, hoy el más doloroso… La intimidad en su máximo exponente. Ese instante en el tiempo en el que disfrutas de cada poro, lunar, mueca, arruga o impureza que yace en la piel de la persona que quieres, durmiendo delante de ti plácidamente y alejado de los susurros que maquinas en tu mente… Esa emoción de mirar, de gozar observando, de maravillarte sin querer… Esta canción me raspa…

Mejor momento: “No puedes imaginar cuánto te quiero”

NOTA: 10

TANTAS COSAS QUE CONTAR

No es uno de los temas que más escucho de este disco, de hecho, las tres últimas las tengo un poco olvidadas y no sé muy bien porqué… Sea como sea, esta canción me encanta. Un pop muy pop, muy “Copperpot” y con una preciosa historia de dos personas que se reencuentran y se vuelven a descubrir. (Ojalá fuera una máxima del destino para todos) Es un tema entrañable, musicalmente casi perfecto, pero con una lírica preciosa al mismo tiempo.

Mejor momento: “Tú sentado frente a mí, miro y solo veo en ti, todo lo que queda por vivir. Vi en tus ojos sin querer, tantas ganas de querer, que sólo quiero verlos otra vez”

NOTA: 9.5

LOS AMANTES DEL CÍRCULO POLAR

Inspirada en el filme de igual título, la canción escrita por Pablo Benegas se encierra en una balada abrumadoramente triste. Un final feliz que no pudo ser a pesar de los aparentes esfuerzos… En sí, la letra es preciosa, sin embargo, se vuelve un tanto larga, dado que se abusa estrepitosamente de la base instrumental alargándola acompañada, eso sí, por unos “lalalaralala” de Amaia que dulcifican el tema. El último minuto, no obstante, me sobra completamente.

Mejor momento: “Siento haber, sido tu diablo azul, tu enemigo fiel ahora tabú”

NOTA: 8.5

DESDE EL PUERTO

El cierre oficial del disco y la canción que menos me llama, de hecho, me cuesta pensar en ella o escucharla con demasiada atención. No puedo deciros el motivo principal porque soy incapaz de saberlo por mí misma, digamos que me gusta mucho más la música que la propia letra (cosa muy rara en mí) Una última historia, nuevamente empañada por la soledad de quién vio partir a su pareja adentrándose en las aguas sin saber cuándo volverá…

Mejor momento: “Y cada minuto espera su turno, se escapa, se pierde, se une al mar”

NOTA: 8.5

TIC TAC

Un bonus track se camufla al final del disco, a modo de regalo para los seguidores de la banda que les apoyaron durante la gira promocional de su álbum anterior. Este tema formaba parte del tracklist de la gira, a pesar de ser un tema inédito. Me encanta la forma tan simpática en la que se presenta, con esos silbidos, esos golpecitos y el piano marcando un ritmo muy “claqué” (jajaja) ¿Cómo decir que el tiempo no espera por nadie? ¿Cómo gritar que tras un traspiés hay que darse prisa en levantarse? Un tic-tac inaudible marca nuestro tempo vital y no hemos de desperdiciarlo porque no sabemos cuándo cesará para siempre y para entonces, no habrá remedio.

Mejor momento: “Es un reloj roto, tu corazón sólo, es un reloj que hay que poner en hora para que no llegue tarde al amor esta vez”

NOTA: 8.5

PUNTUACÍON FINAL: 9.53

“El viaje de Copperpot” es uno de los discos que más me gustan del grupo. Le tengo un cariño muy especial. Es evidente que el salto del primero al segundo es abismal. Es posible que se trate de un pop más comercial, pero creo que no tiene ni punto de comparación. De pronto lo más sencillo se hace querer más. Son muchas las canciones que me han marcado de este disco, y quizás no sea tan objetiva como debería. ¿Qué os parece a vosotros esta obra de arte musical?




4 comentarios:

  1. me encanto el blog, lo único para marcar es lo de la canción soledad, que no se refiere en si a una persona sino a la soledad misma!! Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Facundo Deslove!!! Bienvenido al blog!!

      La verdad es que las canciones de LODVG en muchas ocasiones se prestan a hacer muchísimas interpretaciones. En el caso de "Soledad" evidentemente se refiere a ella directamente, a lo que me refería yo es... ¿a qué clase de soledad? ¿A la nostálgica? ¿A esa tan dolorosa que surge cuando te rompen el corazón? Sea cual sea la interpretación que queramos darle, lo que sí que es una verdad como un templo es que el tema es... simplemente... brillante ¿Verdad?

      Me alegro de que te haya gustado el blog.
      Te invito a que lo visites siempre que quieras...
      Esta semana hablaremos de la discografía de LODVG, espero que te guste :)
      Saludos!!!!

      Eliminar
  2. También me gustó este disco, aunque abusaron tanto de los singles en la radio que acabé cansándome de algunas. Este es el caso de "Paris" o "La playa", que me parecieron preciosas en un principio y pasé luego a odiarlas. Hoy escucho algunas del álbum y me producen ternura y me traen buenos recuerdos, otras hastío y otras me parecen ñoñas y cursis...En general, y desde el punto de vista de un no-fan como soy a día de hoy, me parece más bueno el primero. Siento no coincidir contigo...

    Muy buena tu descripción de cada tema, como siempre. Haces que vuelva a pensar en canciones que tenía más que olvidadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso!!

      ¿Sabes? A mí también me pasa con esas dos canciones en concreto, aunque bueno La Playa me parece tan tierna... (Paris la escucho muy poquito, teniendo en cuenta todo lo que se ha radiado también)... Sí que es verdad que hay algunas un poco ñoñas, como Mariposas o Tu Pelo, pero... Uff.. me encanta la forma en que cuentan sus historias...

      Me alegro evocarte tantos recuerdos al escribir sobre las canciones.
      Un saludo!!

      Eliminar