sábado, 22 de junio de 2013

THALIA - ARRASANDO



“Arrasando” auguraba éxitos y eso fue lo que ocurrió. Pisando fuerte, Thalia vuelve a confiar en la maestría de Emilio Estefan, Kike Santander y Roberto Blades para  unir 12 temas extraordinarios en un disco prometedor a las puertas del nuevo milenio. Pop Latino, toques de House, algo de Rap y World Music dan forma a un álbum que logró posicionarse en los números uno de las listas de venta de países por todo el globo, y vender más de 5 millones de copias. Tres años hubo que esperar para publicar esta maravilla, pero valió la pena. Thalia no sólo abandona la imagen sexual explícita, explosiva  y extravagante, por una imagen más cuidada, madura, sensual y sugerente, sino que se lanza al complejo mundo de la composición regalándonos 8 de las 12 canciones del álbum. Próxima parada: 25 de Abril de 2000… ¿Listos para arrasar?

ENTRE EL MAR Y UNA ESTRELLA

La muerte marca la ruptura definitiva. Es lo único que nos demuestra lo frágil de nuestra existencia, lo efímero del respirar, del sentir… lo que hace que nos planteemos si estamos viviendo la vida al máximo, si cabe la posibilidad de ser más feliz, más positivo y dejar a un lado la tristeza, el dolor… Cuando nos enamoramos, deseamos fuertemente que sea para siempre, sin embargo, nos olvidamos de que ese para siempre puede no estar tan lejos en el tiempo como creemos. Sobrevivir a la muerte de un ser querido, es vivir con su recuerdo en el alma, en el pensamiento, es no poder ni querer olvidar, y es soñar que un día volverás a besar esa boca que ya no está. Tema intenso para comenzar con este álbum, rodeado de coros que recuerdan a los cánticos de los chamanes, que invocan espíritus del más allá.

Mejor momento: “Eterno fue lo que hubo entre tú y yo, que nunca un adiós se contempló”

NOTA: 10


REGRESA A MÍ

Del canto del chamán al dance acelerando del corazón lastimado. Un sabor a desamor distinto, quizás más amargo. Si la ruptura puede ser difícil cuando la muerte se atraviesa en el camino, puede llegar a serlo todavía más cuando saber que aún respira, que aún siente, y ya no está contigo. El egoísmo llama a la puerta de una conciencia doblegada, y pedimos por calmar nuestro dolor, que vuelva, que nos consuele, que nos quite ese puñal enclavado que cada vez parece estar más hondo.

Mejor momento: “Oh, perdiéndote, te pido así mi amor, toma mi ser, dime que no es verdad, que hay en tu mirar algo para rescatar”

NOTA: 10


REENCARNACIÓN

Una auténtica maravilla. Un sonido diferente, muy ¿hindi?, no sé cómo calificarlo. ¿Alguna vez habéis mirado los ojos de una persona y habéis dicho… “nos conocemos”? ¿Habéis conversado y sentido que hay una conexión especial, que no os resulta en absoluto extraño? ¿Habéis sentido esa sensación de Hogar? Encontrar a tu alma gemela en un mundo que gira y gira, donde la gente se multiplica, se va de un lado para otro… poder decir ¡Eres tú! Te estuve esperando… aunque creo que ya te viví antaño…

Mejor momento: “Miro en tus pupilas y atravieso un espacio sin manecillas, eran otros tiempos, otro nombre y hasta creo otro sexo”

NOTA: 10


ARRASANDO

Ritmo vertiginoso en forma de verso crítico de una sociedad corrompida, excluyente y mal aprovechada. Es lamentable habernos acostumbrado a escuchar críticas infundadas, maliciosas y lanzadas con ánimo de lastimar y quedarnos impasibles ante la miseria de nuestras propias vidas. Queremos olvidar nuestras carencias ensalzando las de los demás, pero eso dice muy poco de nosotros. Aprendamos de aquellos que dejaron huella en el mundo, saquemos partido a nuestras virtudes, intentemos mejorar nuestros defectos y vivamos en un mundo donde el concepto de “arrasar” no sea sinónimo de “pisotear”, “humillar” o “calumniar”. Adoro este tema… ¡Hagamos examen de conciencia!

Mejor momento: “Parece que somos armas mortales pues son miedo mutilamos sentimientos naturales, destrozamos la alegría, acabamos con la vida, sabotajes para el alma, tropezones y apatía”

NOTA: 10


NO HAY QUE LLORAR

¿Por qué una ruptura debe ser sinónimo de llanto, de tristeza? Evidentemente, hablamos de un duelo, un duelo del corazón, del alma, porque algo en nuestra vida ha cambiado. Ya nada es igual. Sin embargo, nosotros seguimos siendo las mismas personas, continuamos teniendo el derecho de vivir, de lograr nuestros objetivos, de construir nuestro espacio vital tal y como siempre quisimos. Date el gusto de llorar la tristeza, pero jamás permitas que te devore la ilusión por seguir adelante, y sacúdete la sensación de frustración y fracaso.

Mejor momento: “Sabes que por ti no terminó, tú diste hasta que se cansó, triunfaste en el amor aunque ahora sufras de dolor”

NOTA: 8.5
 
QUIERO AMARTE

Divertido tema que nos invita a amar, a dejarnos llevar y apagar fuegos internos. Voces un tanto electrónicas que le aportan frescura y variedad de sonido a este excelente. Una canción un poco básica, quizás roza lo ingenuo del amor adolescente. Simple pero bonita, sigue la estela de “Ponle Remedio”.   

Mejor momento: “Oh déjame amarte, como nunca dolió jamás”

NOTA: 8.5

SUERTE EN MÍ

Versión española de “Lucky girl” popularizada por Gloria Estefan en su álbum “Gloria!” adaptada por la mismísima Thalia. Mezcla de sonidos dance con guitarras españolas prácticamente acariciadas, con voces alteradas en un estribillo precipitado y atrayente. Todos estos factores se alinean y combinan para hablarnos de esa sensación de plenitud, de felicidad infinita y de agradecimiento… Sentirte especial, única y afortunada.

Mejor momento: “Es increíble como sucedió, y tu adoración por mí se despertó, con seguridad podré garantizar que no habrá que buscar”

NOTA:8.0

MENTA Y CANELA

Canción picantona, traviesa y excesivamente sugerente, versionada por Thalia de su original cantada por Pérez Prado. Esbozar una sonrisa al escuchar esta canción es imposible, así como intentar que no suba el calor… Sólo basta cerrar los ojos y disfrutarla… recorridos sugerentes de las emociones que por dentro nos hacen perder la cabeza… Todo tiene su camino, todo llega a su puerto, y entonces… ¡Ah!... ¡El no va más!

Mejor momento: “Y bajan por el cuellito, que pasan por el hombrito, y siguen su caminito, y llegan al ombliguito, y pasan más abajito, y así vuelves a empezar… A besar”

NOTA: 9.0

TUMBA LA CASA

Es la hora de la parranda, de menear el esqueleto, de soltarse la melena y disfrutar de la música. Atrás quedan las críticas, lo que la gente pueda pensar por ser arriesgada, acelerada, por disfrutar del sexo o de cualquier cosa que se salga de lo convencional. Es la noche del goce y del no preocuparse. ¡A bailar!

Mejor momento: “Puedo parecer una desvergonzada, la pachanga es lo que me agrada, y tres veces a la semana quiero parrandear”

NOTA: 9.0

PATA PATA

África se cuela en nuestros auriculares. Thalia versiona a Miriam Makebas en este tema que nos anima a menear el esqueleto siguiendo un baile sencillo. Simplemente hay que dejarse llevar…

Mejor momento: “Y meneaba y meneaba, y meneaba la cadera”

NOTA: 7.0

SIEMPRE HAY CARIÑO

Aunque el corazón nos lo grite, es falso, el mundo no se termina cuando te lo rompen, porque es eso lo que hacen, te lo rompen, no te lo matan… y lo que se rompe se puede arreglar. Un pegamento especial llamado ilusión, un poco de ese celo que te levanta la frente y cose la comisura de tu boca en forma de sonrisa y un poco de vaselina para que te resbale todo lo pasado, lo que no quieres que vuelva, vale para que vuelva el amor a tu vida… Este tema consigue levantarme el ánimo. ¡¡GRANDE!!

Mejor momento: “Adiós, adiós, adiós tristeza… vete y mira no, no, no, no vuelvas, he vuelto a sonreir de nuevo, en la vida es otra vez un carnaval”

NOTA: 9.5

ROSALINDA

Personaje que Thalia interpreta en 1999. Una telenovela que le abrió las puertas, más si cabe, al mundo que aún la desconocía. Un homenaje a esa bella historia de amor, a sus seguidores y al amor.

Mejor momento: “Beso a beso, piel a piel, me enamoras suavemente, me devoras lentamente desatando los secretos del placer”

NOTA: 8.0



PUNTUACIÓN FINAL: 8.95

Discazo que bien le mereció nominaciones a los premios más importantes del panorama musical, saliendo vencedora de varios de ellos. Los Grammy, los Globo de Oro de la Música Hispana, Billboard Latino o los Premios Lo Nuestro entre otros. Jamás olvidaré el día que compré el disco, que lo tuve en mis manos por primera vez luego de haberlo comprado con mi propio dinero y lo que sentí al escucharlo. Corroboré entonces que Thalia era mi artista latina por excelencia. 

5 comentarios:

  1. Es el único disco de ella que tengo; me encantaban "Entre el mar y una estrella" y "Regresa a mí". Qué bonita es ella, a mí me gusta, si no la he seguido más es porque, simplemente, no tengo tiempo ni dinero para engancharme a tanta gente jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Pues te animo a que la sigas!! Si es por comprar su música, hay muchos portales que venden discos de segunda mano a unos precios muy asequibles... pero te garantizo que te gustaría!!

      Prueba con PRIMERA FILA... es genial!!! (Thalia 2002, Amor a la Mexicana, El sexto sentido... de lo mejorcito)

      Eliminar
    2. Lo tendré en cuenta, gracias!! Si es que lo malo es que una vez que empiezo con alguien, ya lo quiero tener todo físico y original...que me conozco...y ahora no puede ser jaja

      Eliminar
  2. Es uno de mis discos favoritos la unica que no me gusta mucho es No hay que llorara despues todas son un 10

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un disco fabuloso, muy de la época latin diva de Thalia, aunque yo la prefiero como es ahora. más serena...

      Eliminar