martes, 16 de diciembre de 2014

MELENDI - VOLVAMOS A EMPEZAR



Con un título bastante premonitorio, Melendi nos presenta su quinto trabajo como “Volvamos a empezar”. Nueva discográfica, nuevo productor y nuevo género, así es como se presentan las nuevas canciones que marcarán un antes y un después en su carrera. Para muchos, Melendi perdió la chispa, para otros, como yo, ganó en veracidad. El concepto permite incluso jugar con la sesión de fotos de promoción del proyecto, pues aparece desnudo, como si se descubriera nuevamente ante el mundo con una piel diferente. ¿Y tú? ¿Qué opinas?

BARBIE DE EXTRARRADIO

Una instrumentalización de cuerda nos introduce en el primer single y, al mismo tiempo, primer tema de este “Volvamos a empezar”. Melendi vuelve a romper por lo sano con esa “Barbie de extrarradio” de la que había estado enamorado hasta las trancas pero que le ha utilizado cual marioneta y tratado como a un ingenuo  que parece necesitar ayuda para existir. Unas estrofas en un tempo muy lento, muy reposado, muy meditado, que poco a poco van a estallar en un estribillo muy cañero, donde las guitarras eléctricas dominan entre los reproches que salen de la boca del asturiano. Fabulosos juegos de palabras, a lo que Melendi nos tiene acostumbrados. 

Mejor momento: “Hoy voy a darle a mi pobre corazón un par de capas de alguna pintura que borre las humedades que ha dejado tu amor”

NOTA: 10

LLUEVE

La lluvia siempre trae consigo un punto de nostalgia, de tristeza que acongoja, y eso es lo que encontramos en esta balada cortavenas que el cantante nos propone. La cuestión es que nunca se comporta como se supone que debería hacer y ello le ha costado su relación. Ahora, solo, sigue dándole vueltas a cual fue su error… ¿Pero fue realmente un error que debería atribuírsele a él? ¿Por qué no sabemos disfrutar de lo que tenemos delante y siempre pretendemos que la otra persona nos dé más y más? No es una simple canción… es un llamamiento a la reflexión. ¿Quién se ve reflejado?

Mejor momento: “Empezó pidiendo tiempo y el espacio que quería era casi exterior”

NOTA: 9.5

SOMOS

El mensaje lo requería y por ello, instrumentalmente estamos ante la canción más potente del disco. Dura, con alma de rock y un puntito heavy. ¿Qué somos? ¿Qué supone ser un ser humano? ¿dónde debemos poner las miras de nuestras expectativas? ¿Quién debe juzgar nuestras hazañas y errores? La historia de la humanidad resumida en 3 minutos y 46 segundos. Esta fue la canción del disco que menos me gustó y sin embargo, hoy por hoy, es una de las que más me cautivan y llenan. 

Mejor momento: “Somos (…) una raza que es capaz de creerse sus mentiras”

NOTA: 10

VOLVAMOS A EMPEZAR

A veces las relaciones se deterioran sin que apenas nos demos cuenta, pero eso no quiere decir que el amor termine, que se esfume por el sumidero y se ancle en un olvido necesario. Redimirse de los errores y poder luchar por avivar de nuevo las llamas de la ilusión debería ser un hecho indispensable en esto del amor. Melendi suplica por una nueva oportunidad, por empezar un nuevo camino prendido de la misma mano pero desde el km 0. “Volvamos a empezar”.

Mejor momento: “Hoy hecho de menos mis raíces en tus huesos”

NOTA: 10

ENTRE LA ROPA SUCIA DE CUPIDO

Bajo este inusual título se encuentra una canción en la que Melendi vuelve a lamentarse de la mala suerte en su vida y en esa voz interna que le dice que debe levantarse y seguir adelante. Quizás no estemos ante una de las líricas más sensacionales del disco, pero el juego de guitarras eléctricas le dan un rollito macarra que le hace sumar muchos puntos. 

Mejor momento:”Y dice mi loquero, que qué es lo que quiero, que solo le doy a mi vida cornadas, que andando en camiseta de tirantes jamás tendré un as en la manga”

NOTA: 9.0

MI LEY

Cuando los principios, las metas y el motor que mueve nuestra existencia tiene busca la manera de expresarse, es preciso ser rotundo, claro y arrollar todo aquello que lo impida. Mi ley, es la expresión más sensata del mundo interior de Melendi. Su faro de guía, su brújula y polo a tierra. Por ello, en ella encontramos un sonido rudo, contundente y luchador. Un manifiesto de pretensiones que se presenta entre tambores de guerra, que solo quedará declarada si se le ataca. ¿Y tú? ¿Por qué luchas tú?

Mejor momento: “Lucho hasta al muerte, lucho muerto en vida” (…) “Lucho por la inteligencia y también por la ignorancia, cada vez más convencido que es muy corta su distancia”

NOTA: 9.0 
 
MELANCOLEMIA

Este fue el tema que más me impactó la primera vez que escuché el disco, y bueno, reconozco que no es la mejor de todas, pero relata claramente lo que viene inmediatamente después de una ruptura. Es humano buscar el punto de fuga para la angustia, la soledad y la tristeza, y también es necesario necesitar soltar el lastre y decirlo abiertamente. Melendi así lo hace en esta canción que no pasaría un control de “melancolemia”.

Mejor momento: “Realmente me has querido, no, no lo podrás decir, si con solo con mirarme, sí, te crece la nariz”

NOTA: 10

CANCIÓN DE AMOR CADUCADA

¿Pero cómo pude cometer el error de enamorarme de ti de esta manera? A veces no aprendemos de las hostias que nos da la vida, y sin embargo, siempre tenemos tiempo para aprender lo amargo que sabe el fracaso de una relación. Somos expertos en maltratarnos, y no por falta de amor propio  sino porque realmente creemos que nos merecemos ser felices. Pero… entonces… ¿Por qué siempre elegimos tan mal? Uno de los estribillos más pegadizos del disco… ¡Escúchala! 

Mejor momento: “No conozco mandamientos más allá de mis narices, por eso llevo remiendos en el alma y cicatrices; y un corazón ya viejo maltratado con estrías de tanto mezclar las penas con tan pocas alegrías”

NOTA: 9.5 

PERDÓNAME ÁNGEL

Mmmmm…. No sé muy bien lo que me produce esta canción. El estribillo me parece de lo mejor que haya podido hacer Melendi, en cuanto a su ritmo e instrumentalización. No obstante, la canción me parece un poco… demasiado sencilla, y no termina de convencerme, sobre todo por la forma en que canta las estrofas, en ese realenti que no me termina de enganchar y hasta me aburre.

Mejor momento: “Por eso mis palabras salen ensangrentadas, mira que advertiste, sí, que tu amor no era ciego”

NOTA: 8.0

EL PARTO

Esta es la canción más inspirada de Melendi. ¿Cómo crea sus canciones? Pues adivínalo solo escuchándola… ¿Alguien podría imaginar que se pudiera escribir una canción sobre como componerlas utilizando como simil algo tan mundano como un parto? Es lo MÁS… imposible de analizar, simplemente escúchala. INGENIO PURO.

Mejor momento: “Y aprieta fuerte que ya asoma la cabeza, es una idea redonda casi perfecta, y fijo que sale sana, menudas son Maria y Juana, llevan asistiendo partos… desde… “Sin noticias de Holanda”…” 

NOTA: 10

CORAZÓN DE PEÓN

El amor. Los sentimientos. El ying y el yang de lo que puede salir bien o mal. Cuando emprendemos una aventura emocional, es algo arriesgado ser inconsciente y no advertir que estamos poniendo nuestras emociones en juego… todo se reduce a movimientos inciertos… el destino parece ser manejado por entes que no conocemos. Siempre andamos sobre la delgada frontera entre la buena y la mala suerte… Dios y el demonio, en este caso, se juegan la suerte de Melendi en una partida de ajedrez, meditada y ciertamente desconcertante.
 
Mejor momento: “Dios y el demonio están reunidos, se están apostando mi alma en un tablero de ajedrez, mis ultimas noticias es que de momento están en tablas con un peón más Lucifer”

NOTA: 9.5

CIERRA LOS OJOS

La balada llega en este “Cierra los ojos”. Invitando a la reflexión, Melendi intenta hacer entender a su pareja que la forma en que le trata, en que su amor se desarrolla, le hace mal. Por ello, le pide que salga de su vida sin hacer ruido, sin lastimar demasiado su debilitada dignidad, para poder resurgir y volver a querer como lo merece. Sentimiento puro y piel de gallina. Otro concepto, un broche de oro. 

Mejor momento: “Me cogiste cuando solo era un niño, prometiéndome dos alas pa’ volar, yo firmé sin leer la letra pequeña, de la hostia que algún día me iba a pegar. Con el tiempo sólo me fui dando cuenta, que lo raro no era lo de los demás, y que tú eres sin dudar un arma blanca, más dañina que ninguna de metal” 

NOTA: 10

ANGIE

Homaneje a los Beatles completamente prescindible.

Mejor momento: “Angie, ¿Lo sientes tú… que algo nos va a separar?”. 

NOTA: 4.0

QUÉ DURA LA VIDA DE LA MUSA

La edición deluxe se presenta con un tema dedicado a la inspiración, a ese elemento abstracto que si no te visita es imposible que haga fluir las palabras para escribir canciones, las notas para las partituras, o deslizar los pinceles sobre lienzos en blanco. Un tema original, con un ritmo muy “melendiano” que entreteniene y deja más alto el listón de este “Volvamos a empezar”

Mejor momento: “Tocando la guitarra espero a que llegue la musa, se ponga enfrente mía y se desabroche la blusa, hoy se está retrasando, mi ego se está preocupando, quizás esté perdida o a otro artista visitando (…) pero en realidad no tengo queja, dos veces por semana me baja la bragueta”

NOTA: 9.0

AMIGOS DE LA CRISIS

Tiempos difíciles y hay que ganarse las habichuelas. Con un puntito de ironía pero un poso resentido hacia la clase política del país, el asturiano retrata lo que una persona sería capaz de hacer por sobrevivir. Lo imposible se hace posible y el ingenio empieza a sacarse brillo para descorchar ideas que se amontonan en nuestros cerebros. Regustillo a Sabina. ¿Qué podemos hacer? ¿Qué estaríamos dispuestos a hacer? ¿Qué demonios nos están obligando a hacer?

Mejor momento: “Escribo en el techo deudas, luego pasamos a pintarlo y así, fuera deudas”

NOTA: 9.0

HOY

Canción de amor, quizás un poco descafeinada después de tener en cuenta lo escuchado. No está mal, pero tampoco es la panacea. 

Mejor momento: “Mi vida entera será tu abrigo”

NOTA: 7.0

EL LÍMITE

Terminamos esta larga aventura con “El límite”. La sensación que me queda de esta canción es parecida a la de “Hoy”, es decir, acabas pensando… “es normal que la hayan dejado como un descarte recuperable pero sólo para la edición deluxe”. Le falta magia, garra, y pasión. Parece una demo en realidad. El mensaje es precioso, eso sí…  ¿Hasta dónde llega la amistad verdadera?

Mejor momento: “Te esperaré en el límite del bien y del mal”

NOTA: 5.5

PUNTUACIÓN ESTANDAR: 9.11
PUNTUACIÓN DELUXE: 8.76
Un acierto redondo. Me explico. Es posible que Melendi perdiera el fuelle que le daba la rumba, pero sin embargo, explota (y muy bien) su vena pop-rockera. Comparado con su disco anterior, este trabajo es mucho más maduro, concreto y resuelto. A mí personalmente me gusta muchísimo y tiene unas letras que embaucan. Te invito a que lo escuches y opines… ¿Qué te parece a ti?




No hay comentarios:

Publicar un comentario