miércoles, 17 de diciembre de 2014

MELENDI - LÁGRIMAS DESORDENADAS



El 13 de Noviembre de 2012, Melendi nos mostraba su nuevo trabajo, “Lágrimas desordenadas”. Tal y como dijo el mismo cantante, se trata de un disco en el que se encontrarían canciones que podrían entrar en su primer álbum o en esta nueva era, pero lo cierto, es que ese “desorden lógico” es fruto de una evolución, la que la vida misma conlleva. Respaldado por Warner Music y su productor José de Castro, Melendi clava las 11 canciones que componen la edición estándar del álbum, 14 (Con tres versiones acústicas) en su versión especial. ¿Lo conoces?

TU JARDIN CON ENANITOS

No podría haber una mejor manera de comenzar el disco que con una buena dosis de romanticismo. Melendi quiere ser esa persona, la que esté ahí a diario, el que albergue tus alegrías y espante todos tus demonios.  100 % Melendi… un increzzendo que embauca, que emociona y que te pone el bello de punta. Fabulosa.

Mejor Momento: “Quiero ser la escoba que barra tu tristeza, quiero ser tu incertidumbre y sobre todo tu certeza”

NOTA: 10

LÁGRIMAS DESORDENADAS

El huracán pasó y dejó su vida patas arriba. Melendi trata de afrontar la ruptura con toda la dignidad que puede, pero no puede evitar que le asalten los recuerdos y le broten las lágrimas saladas que hacen su desgracia un poco más auténtica. Soñadora, con mucho ritmo y con cierta reminiscencia a la etapa “Sin noticias de Holanda” o “Que el cielo espere sentao”. 

Mejor Momento: “Y he soñao que dormía entre tus piernas y he dejao el sueño patas arriba”

NOTA: 9.5

CHEQUE AL PORTAMOR

EL TEMA. La prueba más fehaciente de que el amor no puede comprarse, que las apariencias son solo eso… apariencias, y que no debemos subestimar lo que pueda esconder un corazón menos atractivo a la vista pero mucho más puro en su interior. Dejarse llevar por lo superficial, por el peso de su bolsillo, puede suponer tu fin y para cuando quieras regresar tu tren se habrá marchado. Y quién espera en la estación a que vuelvas, se dará cuenta de que prefiere continuar su viaje y encontrar a quién realmente sepa valorar lo que es… por simple incompatibilidad. Esta canción es la VERDAD hecha partitura, negro sobre blanco, y engarzada entre palabras a viva voz. PERFECTA de principio a fin. BALADÓN.

Mejor Momento: “Porque una ventana que da a un patio de luces, puede brillar más que una que da a la calle” 

NOTA: 10

LA LISTA DE ENEMIGOS

Se acabó. No mientas más. No intentes colármela porque no va a ocurrir. Sé que me has mentido, que has seguido viéndole y humillándome. Por eso… se terminó. Esta es la bofetada definitiva a una relación vejada por una de las partes, maltratada y desvirtuada. Una se queda colgada del brazo de su amante, mientras el otro consume sus penas entre cartones de vino. 

Mejor Momento: “A mí siempre me pilla la tormenta, mientras que tú robas luz  a un rayo. Tú eres la que siempre pide la cuenta y soy yo el que pago”

NOTA: 9.0

APRENDIZ DE CABALLERO

Con infinidad de guiños a varios clásicos del cine, Melendi profesa una reflexión que llega más tarde que nunca. No supo querer, no supo valorar y ahora se queda con una mano delante y otra cercenada por detrás. La soledad consume su culpa y le corroe por dentro. Ahora aprende a ser un hombre, a ser un caballero… ahora aprende a ser lo que ella quería que fuera y él no supo ver. Al principio es una canción que choca, por como están cantadas las estrofas, pero cuando llega el puente, y suena el estribillo, te vuelves adicto a ella. Es simplemente fabulosa. 

Mejor Momento: “Y ahora que estoy solo y loco entre estas cuatro paredes, rodeado de poster llenos de bellas mujeres, me voy dando cuenta poco a poco que solo me importas tú, y que mis labios ya no son el cementerio, donde vienen tus besos a morir, que me has cortao el aire y sin remedio me va a costar poder sobrevivir, que me has tirado al mar de pies atados, y sujetando los recuerdos con las manos”

NOTA: 10

AUTOFOTOS
Volvemos al romanticismo en esta canción que me gusta pero al mismo tiempo me desconcierta un poco. La forma de cantar las estrofas y el puente me parece tan extraña que no me termina de resultar armónica. Sin embargo, ambos estribillos me parecen de lo más bonito que Melendi haya escrito jamás, cuando se pone a describir todas aquellas cosas que le encantan de su mujer (LA DAMA), lo cual me parece inmensamente tierno.

Mejor Momento: “ Hace tiempo que te observo, un día más del que te quiero mujer” (…) “Quiero ser el vagabundo que pasea por el mundo de la mano de su dama, hasta que sobre la piel para poder besarte el alma”

NOTA: 10

MI PRIMER BESO

La primera vez que escuché esta canción me moría de la risa!!!! Es el toque humorístico del disco, pues de una forma muy gráfica, original y canalla, Melendi describe como fue su primer beso de verdad. Poco puedo decir, excepto invitaros a escucharla, porque es digna de un premio (aunque haya que inventarlo para que lo gane)

Mejor Momento: “Mi primer beso fue… algo contradictorio , es verdad, hubo placer… y un dolor de mil demonios. Pues yo jamás pensé que dolería tanto la primera vez que quedas más caliente que el tipo del tridente”

NOTA: 10

LA TORTURA DE LYSS

Y ahora la canción más difícil de digerir de toda su discografía. No debe ser plato de buen gusto escribir algo así, y debe doler y hasta dar asco cantar algo como esto. La historia de Lyss esta relacionada con una infancia truncada por una depravación que acecha entre las paredes de su propia casa, por su propio padre… ¿Cómo vivir así?  El tema de lo DESALMADO, de lo CRUEL, de lo INNOMBRABLE… de lo que JAMÁS DEBIÓ, DEBE NI DEBERÍA EXISTIR.

Mejor Momento: “Las otras no se desnudaban, ni les contaban los lunares, ni amanecían sus sábanas, lagrimitas de sangre…” (…) “Nadie escuchó su desnudez… dolía más en su mente que en su cuerpo, y en la vergüenza del silencio se marchitó su corazón”

NOTA: 10

DE PEQUEÑO FUE EL COCO

La madurez viene acompañada de un proceso de autocrítica. Todos sabemos lo que nos hace mal, todos sabemos porque caemos una y otra vez sobre la misma piedra, porque nuestras debilidades a veces nos manejan a su antojo. Somos humanos… y por ello autodestructivos. Cada uno se conoce como la palma de su mano. Melendi… Ramón, hace autocrítica, y valora su relación con las drogas … Parece haber encontrado el camino correcto, la fortaleza para dejarlo, para aceptar sus debilidades y avanzar con la cabeza bien alta.

Mejor Momento: “Porque yo soy mi primer amor y mi peor enemigo, que me quiero al mismo tiempo que me hago las espuelas de Cristo” (…) “Tú sabrás con tu organismo me digo, tú sabrás lo que haces, a la vez que me contesto, venga tio no me ralles. Tú sabrás el cementerio está lleno de valientes me digo entre dientes mientras me respongo con gesto enfadao… Puede ser que de tanto quererme, me olvidara que soy mi enemigo, puede que lleve años aprovechándome de mí mismo… Me conozco tan bien que aprovecho mis debilidades, y sé cuando estoy más predispuesto para hacer maldades”

NOTA: 10

GATOS CELESTES

De cara al final, y después de tantos temazos, es normal que rebajemos el nivel un poco, pero… no os confundáis, un poquito muy poquito. Al principio me costó apreciarla, pero en realidad es un tema que termina por gustarte. 

Mejor Momento: “Y los tejados llenos de gatos celestes que huyen de sí mismos y otros huyen de la gente, porque nadie les comprende”

NOTA: 8.5

DE REPENTE, DESPERTÉ

Otro tema duro, viene a convertirse en la secuela de “Cuestión de prioridades” basado entre la triste y cruda realidad que golpea a nuestra sociedad con lo hermoso de lo utópico que sería el mundo si fuera como todos los soñamos. IMPRESIONANTE.

Mejor Momento: “Y de repente desperté, y vi a cuatro individuos en la tele peleando por el poder, mientras en la calle un pueblo esclavizado buscaba en la basura pa comer”

NOTA: 10

PUNTUACIÓN FINAL: 9.72
Desde luego es el mejor disco de Melendi. SIN DUDA. La calidad es sobresaliente, tanto compositiva como lírica, y a pesar de estar compuesto por apenas 11 canciones, son más que suficientes para comprender el nuevo giro que planteaba el asturiano en su carrera. Una mezcla entre sus orígenes (con algún guiño a la rumba y esas canciones tan elaboradas) y el pop más actual, crítico y emotivo. SOBRESALIENTE.





2 comentarios:

  1. Es un disco que al principio no me gustó demasiado... pero reconozco que ha ido ganando y mucho con el tiempo, ahora me gusto mucho más que cuando lo sacó. Mis favoritas: Tu jardín con enanitos, Cheque al Portamor y Mi primer beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Melendi se ha convertido en mi favorito sin duda :)

      Eliminar