sábado, 8 de febrero de 2014

MARCELA MORELO - MANANTIAL


Marcela Alejandra Lucía Morello, más conocida por todos como Marcela Morelo, es una cantautora bonaerense bien conocida por todos desde finales de los años 90, aunque su vinculación con la música viene prácticamente vertida en su sangre. Inspirada en su abuelo, un abandoneista de pro, Marcela fue gestando la vocación por lo que el día de mañana sería su medio de vida: la música. Desde una edad muy temprana hasta los 14 fue incluyendo instrumentos a su aprendizaje. Cantar se convirtió en uno de sus más anhelados deseos, y así fue como en 1996, grabó una demo con 3 canciones y SONY BMG se interesó por ella.

“Manantial” fue el nombre que recibió el primer disco de Marcela. Compuesto de 10 preciosas canciones, todas ellas embebidas de música latina, desde la balada hasta el pop, y bien empapado del sonido indígena de los Andes, logró subir a lo más alto y encumbrar a Marcela entre una de las solistas latinas más importantes de la época gracias a su primer single “Corazón salvaje”. Más de 80.000 son las copias registradas como ventas tan sólo en Argentina, lo cual dio pie a que la discográfica apostara por el impulso de Marcela en otros países de América Latina y España, cosechando también un éxito arrollador. ¿Aún no sabes por qué? ¡Descúbrelo!

CORAZÓN SALVAJE

Primer tema. Primer single. Primer éxito. Las puertas de  su carrera se abren con este tema tan sabroso y latino, tan indígena… ¿Quién no ha cantado esta canción? ¿Quién no la ha bailado? ¿Quién no es capaz de reconocerla en esos primeros en los que la flauta de pan comienza a marcar el paso? Corazón salvaje es una esperanza que anida en el corazón, un grito que clama por el amor, por dejarse llevar, por enterrar todo aquello que separa algo que no debería jamás romperse… el amor.

Mejor momento: “Ay corazón, corazón, corazón, ya deja de pensar y ven aquí a gozar”

NOTA: 8.5

MANANTIAL

El tema que bautiza el disco, creo, puede ser considerado como la gran metáfora de la vida. El manantial, con su agua cristalina, esa que viene y que va, que nunca es la misma es como el día a día, lleno de posibilidades, de oxigeno que nos da la fuerza para seguir, para sanar, y disfrutar de la dicha de estar vivos. Reconozco que me costó mucho que esta canción me gustara, pero poco a poco, aunque no sea un temazo, me ha ido ganando y siempre que la pongo, me hace sonreír. Tiene una magia muy pura.

Mejor momento: “Está el camino esperando, solo hay que ir a recorrerlo, zapatos cómodos y algo para comer andando en campo abierto”

NOTA: 7.0

ESPERAR POR TI

El romanticismo se transforma en una balada en la tercera canción. Los saxofones de la base instrumental, predominan sobre cualquier otro instrumento sumiendo la letra en un ambiente de cena romántica y velas, de nostalgias que se queman entre las sábanas, de recuerdos que se dibujan claramente entre la lluvia que cae al otro lado de la ventana. “Esperar por ti” es la historia de una mujer que aguarda con impaciencia el regreso de quien ama, aquél que le ha mostrado que es el amor de verdad.

Mejor momento: “No me preocupa que hoy no estés, porque volverás, volverás”

NOTA: 8.0
video

BUENA SUERTE

Cuando compré este disco era muy pequeña, apenas 11 años, para comprender como alguien puede desearle buena suerte al amor de su vida, dejándolo marchar sin hacer nada por evitarlo. Hoy, la comprendo, y es que el amor no es como nos lo pintaban en los cuentos de hadas… ¡Es tan complicado! Desde que lo comprendí, esta canción ha subido muchos peldaños, y a pesar de los años es una de las que más me siguen convenciendo. Tierna, sentida y con una resignación endulzada. (Me gusta mucho la forma tan sútil que han tenido de integrar “Bye”, abriendo quizás la puerta a lo anglosajón y no estancándose en la melodía andina, en los coros del final)

Mejor momento: “Ya lo pensé y lo entendí, te llevas todo de mí, no me arrepiento… Porque has dejado en mi ser, amor de hombre a mujer, amor eterno”

NOTA: 9.0

NO ME LASTIMES

Otra de las canciones que más actuales parecen es este pedazo de hit latino, cargado de sentimiento y de esencia “morelera”. Un amor complicado, materializado en un triángulo con uno de sus vértices que quiere decir “adiós” pero que sigue enganchado y súplica porque se le hagan las cosas mucho más fáciles. Me recuerda a “Corazón salvaje”, sin embargo, esta es menos ñoña, más bailable y actual. Siempre me gustó y sigue pareciéndome de lo mejor del disco.

Mejor momento: “Quisiera ser más fuerte y escaparme, sabiendo que jamás podré olvidarte. Ya déjame en paz, no vuelvas a mí, no me confundas tengo que seguir…”

NOTA: 9.5

TAL CUAL ERES

Distinta. Esa es la palabra. Así es “Tal cual eres”. Un tema diferente en cuanto a su sonido, más clásica, quizás; alejada del sonido del resto de las canciones, pero igualmente sincera, y ésta quizás más que las demás. ¡Qué difícil es encontrar el amor! Y ¡Qué difícil es ser uno mismo y encontrar a quien te ame por quien eres! Desgarradora por momentos, recuerda a las rancheras de borrachera y nostalgia empañada. Me encanta.

Mejor momento: “Ya he perdido dos amores, me despojé de los rencores, y ahora vuelvo a empezar… Te pido Dios que me ilumines, que abras mi mente y me guíes, para no fracasar”

NOTA: 9.5

TANTO AMOR

Puedes ser empalagosa, no lo niego, pero ¡Por Dios! ¡Cómo me gusta! Es escuchar esta canción y desear salir a buscar al amor de tu vida. Positiva de principio a fin y muy romántica, así es “Tanto amor”, otra de esas canciones que es imposible que pase desapercibida por tiene alma y magia a raudales.

Mejor momento: “Yo estoy hecha a tu medida”

NOTA: 10

LA FUERA DEL ENGAÑO

El sonido criollo vuelve a filtrarse en nuestros oídos para parir un tema lleno de colores y matices. Los reproches se convierten en el eco principal de la canción, una historia fracasada por el engaño y el interés. Otro toque de alma, de vida, y de distinción para el segundo de los singles del disco. Genial.

Mejor momento: “Ah… y dejaste morir el cariño que había en mí”

NOTA: 9.5


SABES A MIEL

Esto sí es una sobredosis de azúcar, especialmente por la letra y el dulzor de la voz de Marcela en sus (uuhh). Una joyita de gusto latino que hace que tus oídos escurran almíbar. Una nueva ración de amor… ¿Alguien da más?

Mejor momento: “Has entrado en mis sueños e intentas recordarme lo lindo que es este juego”

NOTA: 7.5

SIEMPRE

5 minutos de hermosa balada viene a cerrar este álbum debut. He pasado tantas veces por esta canción que cada vez que la escucho me escuece. Hay amores que no se olvidan, y es bien cierto, los hay que se quedan ahí enclavados con no sé qué propósito, y a cuyo recuerdo permanente no encontramos más sentido que el de reconocer que seguimos enamorados hasta el tuétano.  “Siempre” es una de las mejores canciones de este disco, de las más impecables, elegantes y sentidas. Es cierto, la atmósfera que se crea en esos últimos besos no se puede olvidar… “Siempre” permanecerán con nosotros… nos guste o no.

Mejor momento: “Quedó flotando en el aire la sensación del beso que creamos, tanto calor no se diluye fácilmente”

NOTA: 10

PUNTUACIÓN FINAL: 8.85
Para ser un primer disco está muy bien resuelto. Supongo que su mayor atractivo reside en que fue algo novedoso, un sonido completamente distinto al que se estilaba por aquél entonces, y más en nuestro país, donde las congas, los bongós, los timbales, los charangos, sikus, quenachos, bombos legüeros…etc, no eran tan conocidos. Marcela consiguió darle frescura, distinción al panorama musical y abrirse un camino que aún hoy, sigue caminando con paso firme y fuerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario