jueves, 10 de abril de 2014

PIMPINELA - PASIONES


Los años finales de los años 90 fueron realmente memorables, especialmente en el ámbito personal, para Lucía y Joaquín. En la primavera de 1997, los hermanos Galán lanzaron su nuevo disco, “Pasiones”, dedicado especialmente a su familia. Desde el matrimonio de Lucía hasta el nacimiento de su hija, Rocío, se ven claramente representados en las letras de las 10 canciones que componen el disco. Si aún no lo conoces, no dejes de escucharlo y descubrir el verdadero significado de la palabra “Pasiones”.

AMORES DEL ALMA

El rosa es el color del amor, del cariño… del algodón de azúcar… ¿Es casualidad que haya sido elegido como el color oficial de esta era (si atendemos al arte del booklet, portada y contraportada? Yo creo que no. Predominará el dulzón en todo el disco, y es que estamos en un momento de plena felicidad y paz para el dúo. Amores del alma es el primero de los homenajes del disco, en esta ocasión a su familia en general. Un lindo tema, aunque un pelín empalagoso.

Mejor momento: “No me pidas que sepa cuando me estás queriendo, necesito que vengas a decirme… ¡te quiero!”

NOTA: 7.0

CUIDALA

Primer single presentación del disco para el cual contaron con la colaboración de la gran Libertad Lamarque en su videoclip (así como la aparición de la pequeña Rocío, recién nacida) Dicen que el amor es como una planta que es preciso cuidar y alimentar… ¿Por qué no hacer caso de ese consejo antes que lamentar? ¡Cuídalo! Un entrañable estilo para una canción muy positiva en su fondo… Muy bonita.

Mejor momento: “Cuídala, cuídala tú que aún la tienes, cuídala, cuídala, que si un día la vida viene y te la quita no habrá quién cure tu herida”

NOTA: 7.0

DAMELO TODO

Al principio esta canción no me decía absolutamente nada, pero con el tiempo aprendía  amarla. A pesar de destilar almíbar por todas partes, es la dosis justa para comprender que el amor además de cursi puede ser hermoso. Me fascina.

Mejor momento: “Dame amor y libertad, sin condiciones, y andaré detrás de ti por los rincones”

NOTA: 9.5

BRONCA

Primera canción pimpinelesca 100%. Aunque el tono de la canción este muy rebajado con respecto a los años 80, “Bronca” es una de las más vitoreadas peleas de los 90. Perfecta en la letra, en el ritmo (trepidante, intenso, magnético) y en la instrumentalización. ¿Cómo verbalizar la rabia, la impotencia? Esta canción es una constante cascada de reproches que parecen no tener fin se afianzan en la verdad de cada una de las partes enfrentadas. Ambos tienen razón… ambos la pierden…

Mejor momento: “Si dieran una condena a los amores que lastiman, si hubiera pena de muerte a tu amor… se la darían.

NOTA: 10

EO-EO

El tema más animado de “Pasiones” aparece de repente. Curiosa la manera en que se extraña a un amor, en que se habla con la soledad buscando en los ecos del recuerdo un rostro, un nombre, una persona… esa persona.

Mejor momento: “Dicen que el tiempo cura el peor dolor, pero el tiempo no pasa para el que amó”

NOTA: 7.5

OJALÁ QUE NO PASE NADA

Fabulosa!!! Mordaz!!! Lo que llevábamos años esperando!!! Otra de las peleas más laureadas de la etapa, más coreadas en sus conciertos y más queridas. Lucía vuelve a adoptar ese papel en el que se enfrenta directamente a su pareja (o futura ex pareja) para exigirle las explicaciones que antes no fue capaz de reclamarle. Cuando una infidelidad no se perdona y los buenos deseos destacan por su ausencia.

Mejor momento: “Ojalá, ojalá que no pase nada, que te muerdas de la vergüenza, que se ría de ti en la cara, cuando vea que tiene un hombre, que de hombre… no tiene nada”

NOTA: 10

CASTIGO DEL CIELO

Como me ocurriera con “Dámelo todo” al principio no conseguía engancharme a ella, pero con el tiempo se ha convertido en mi favorita del disco. Cada uno de los versos encierra una verdad, una pureza y ternura impresionante. Un saxofón ambienta ese romanticismo atractivo y seductor… Hay que escucharla para apreciarla en todo su esplendor.

Mejor momento: “Si a mí me dan a elegir, entre perderte o morir, me da lo mismo la muerte, porque sin verte, no sé vivir”

NOTA: 10

AMORES, PASIONES

Tema estrella del álbum, que aglutina todas las emociones por las que un ser humano pasa cuando se enamora y se retuerce de dolor por lo que perdió después. Esa larga espera por la felicidad plena. Otro concepto, mucho más moderno, quizás la más moderna de las 10. Me encanta su empuje y afán de seducción. Fabulosa.

Mejor momento: “Siempre caigo y el pasado vuelve a estar sobre mí”

NOTA: 10

AQUÍ ESTOY YO

El segundo y último homenaje del disco viene representado en este nuevo single tan especial para el dúo: la canción escrita para sus hijos. ¿Hay amor más grande que el que tiene un padre por su hijo? Bellísima rola que hace que el corazón de muchos se ablande y los instintos paternales y maternales afloren ante tanta ternura. “Aquí estoy yo…” (Deseando poder cantársela a mis futuros hijos)

Mejor momento: “En el fin del mundo, en cualquier rincón, hijo de mi alma, tu sabes que estoy yo…” // “hijo de mi vida… hija de mi amor”

NOTA: 10

EL CANTO DE MI LAMENTO

Y llegamos a la recta final para caer en otra de las canciones que más me atraparon el día que compré este disco. Es otra cosa, otra historia distinta, donde el destino, la providencia y la adivinación parecen ser la fuente de inspiración para encontrar el amor de verdad… Tema muy centrado en Lucía que tiene su momento más hermoso en el solo final de Lucía…

Mejor momento: “Vuelve, te espero, te necesito, te deseo”

NOTA: 9.5

PUNTUACIÓN FINAL: 9.05
Si el dúo quiere cambiar, este es su mejor ejemplo. Los ochenta parecen olvidados y su música ha evolucionado hacía un público (no sé si diferente) más pausado, más sereno y menos estridente. Quizás nos encontremos ante uno de los discos más personales para el dúo. A pesar de ser notable (dado que lo hemos analizado individualmente) creo que en su conjunto le falta fuerza y garra y le sobra azúcar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario